Publicidad

René Solla: El Barsa arranca ganando y el Madrid empatando

Con gol de Luis Suárez, el Barsa empieza la defensa de la corona, tras el triplete de la temporada pasada

Este fin de semana volvió la liga española, la mejor del mundo, que nos deparó las victorias por la mínima de FC Barcelona y del Atlético de Madrid ante el Athletic de Bilbao y Las Palmas, respectivamente, y el empate sin goles del Real Madrid en su visita ante el recién ascendido, el histórico Sporting de Gijón.

Rafael Benítez debutó en el Real Madrid dejando muchísimas dudas y su equipo se quedó sin ver puerta por quinto partido de nueve disputados contando 4 de pretemporada, aun cuando juega con 4 hombres en ataque (ayer fueron Isco, Jesé, Bale y Cristiano) que, según el míster madrileño, hará del cuadro merengue un equipo imprevisible y explosivo en la punta de ataque. Por el contrario, en el Molinón lo que pareció fue un cuadro alocado sin un conductor de juego definido, ya que esa posición de mediapunta en la que quiere situar al galés Bale es perjudicial para el equipo, puesto que el británico no juega bien de espaldas a la portería, algo que es un requisito sine qua non para desarrollarse en esa posición. Además, en dicha demarcación no puede desarrollar la velocidad que lo hace tan especial y que lo hizo brillar en la liga inglesa cuando vestía los colores del Tottenham.

Por otro lado, Modric y Kroos fueron colocados bastante cerca de los centrales, que el domingo fueron Ramos y Varane y por tanto estaban a bastante metros de los hombres de arriba, lo cual hacía casi una tarea titánica enlazar con ellos. Para colmo de males, Benítez colocó de inicio al canario Jesé, en detrimento del colombiano James. Esperemos que sólo haya sido porque el canterano hizo toda la pretemporada completa, mientras el cucuteño se reincorporó con la misma ya iniciada debido a que tuvo que disputar la Copa América con su selección.

Mejoró el cuadro merengue con la entrada de James, debido a que el equipo fue más vertical, pero se encontró en ocasiones con el inspirado meta Pichu Cuellar, quien detuvo un tiro envenenado de Cristiano casi en el final del partido (min 85) y con la defensa asturiana bien colocada en todo momento. Al final, reparto de puntos nada halagüeño para el Real Madrid, no sólo por el resultado sino por las sensaciones que transmitió el equipo. Como dato curioso, 111 equipos empezaron la liga empatando a 0 y sólo 3 de ellos fueron campeones al final de la misma (FC Barcelona 98/99 y 2005/2006 y Real Madrid 2006/2007).

Por su parte, el Barcelona tampoco hizo un buen partido ante un Athletic de Bilbao que venía de arrollarle en la Supercopa española, logrando el primer título para sus vitrinas en 31 años. Esta vez, el cuadro culé aprendió la lección y fue mucho más prudente.

Buen partido del belga Vermaelen, en sustitución del sancionado Piqué y de Sergi Roberto como lateral derecho, que tuvo que sustituir al lesionado Dani Alves (en el aductor, luego de una entrada de Aduriz), al igual que el mediocentro Sergi Busquets, quien tuvo que ser reemplazado en el minuto 67 (también por un patadón del delantero vasco) por Marc Bartra. Habrá que esperar el alcance de ambas lesiones para ver la incidencia de las mismas en la plantilla azulgrana, que se encuentra falta de efectivos, con Neymar aquejado de parotiditis (popularmente conocidas como paperas), Adriano con pubalgia, el ya comentado caso de Piqué con 3 partidos de sanción por cumplir. A estas bajas hay que añadir las de los dos flamantes fichajes: Arda Turán y Aleix Vidal, que podrán debutar en enero (cuando cese la sanción de la FIFA al cuadro catalán) y que sus dos más importantes refuerzos de la temporada pasada ya no forman parte del equipo: Pedro por marcharse al Chelsea y Xavi, quien se marchó al Al Sadd catarí.

El partido lo sentenció Luis Suárez con una espectacular volea en el minuto 53, tras servicio de Jordi Alba desde la izquierda, enmendando el penalti fallado por Leo Messi ante Gorka Iraizoz min 31), quien le adivinó completamente la intención, tirándose a su derecha y ahora comparte el glorioso honor de ser el único portero, junto al brasileño Diego Alves, que le ha detenido penaltis a Cristiano Ronaldo y a la pulga de Rosario, quien ha fallado 14 de los 63 penaltis que ha cobrado con la camiseta del Barsa, para un porcentaje de acierto de 77,8%.

Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad