Publicidad

René Solla: Una genialidad de Luis Suárez le da el clásico al Barsa y probablemente sentencia la liga

El equipo blaugrana se pone a cuatro unidades del Real Madrid que comienza a ver por el retrovisor al Valencia y Atlético de Madrid

Este fin de semana se disputó la vigésimo octava jornada del futbol español que nos deparó, como partido casi excluyente de los demás, el FC Barcelona-Real Madrid, que decidió a favor de los azulgranas por 2 a 1 y que propició que los catalanes le sacaran 4 puntos a los madrileños en la lucha por el campeonato.

En el partido disputado en el Camp Nou, el Barcelona y el Real Madrid jugaron un partido memorable, con un tiempo para cada equipo, enarbolando la bandera del fútbol por todo lo alto. Ha sido un partido extraño, el Real Madrid resucitó en su fútbol, con un primer tiempo excepcional de Benzema y Marcelo y actuaciones sobresalientes de Modric, Kroos y un solidario Bale en el centro del campo y un combativo Cristiano Ronaldo.

La primera ocasión clara del partido llegó muy pronto, cuando Benzema enganchó dentro del área y puso un centro medido al segundo palo para que Cristiano disparara y estrellara el balón en el horizontal de la portería defendida por Bravo (min 11). En la siguiente jugada, hubo un disparo de Isco que pasó muy cerca del palo más lejano del guardameta culé.

Sin embargo, en el minuto 19 el Barcelona abrió el marcador tras un centro perfecto de Messi que encontró el remate franco de Jeremy Mathieu, adelantándose a un perdido Sergio Ramos. El andaluz realizó un marcaje penoso, en un partido para el olvido y el galo se aprovechó de ello para poner el 1 a 0 para delirio de la afición blaugrana. Con la asistencia, Messi se convirtió en el máximo goleador (21) y el máximo asistente (13) de la historia de los
clásicos.

Acto seguido, el Barsa pudo poner el 2 a 0, tras un córner donde remató Suárez de forma fallida y el balón le cayó, dentro del área pequeña, a Neymar, quien quiso controlarlo, en lugar de rematar de primera, y el balón le llegó manso a las manos de Casillas. En la jugada siguiente, el Madrid trenzó un maravilloso contragolpe comandado por Modric, quien entregó un balón al espacio a Benzema quien, dentro del área y como si estuviera dando un paseo por los Campos Elíseos, cedió el balón de tacón a Cristiano que, con la puntera y jugándose el tipo y el tobillo derecho, ante Dani Alves puso el 1 a 1 (min 32). Con su tanto, Cristiano igualó al mítico Raúl como tercer mayor goleador de la historia de los clásicos con 15, teniendo sólo por delante a Di Stéfano (18) y Messi (21) y 9 de esos 15 como visitante, sólo superado por Francisco Gento (11) y Messi (12).

A partir de allí los minutos finales del primer tiempo fueron de asedio constante de los blancos sobre la portería culé ante el silencio sepulcral de los asistentes al Camp Nou, que asistieron atónitos a tres buenas ocasiones de los pupilos de Ancelotti. La primera de ellas un gol anulado a Bale (min 40), tras un centro de Benzema que peinó ligeramente Cristiano (quien estaba ligeramente adelantado) y que aprovechó Bale para marcar.

Tres minutos después (en el 43), recibió Cristiano el balón en banda izquierda, encaró a Alves y mandó un obús que fue repelido con la yema de los dedos por Claudio Bravo, que ya empezaba a erigirse en figura. La última acción del primer tiempo fue tras un saque de esquina donde el balón quedó muerto dentro del área y Bale disparó cruzado con su pierna mala (la derecha) y el balón se fue ligeramente desviado (min 44). Los blancos no pudieron ponerse en ventaja al final del primer acto y luego lo terminaron pagando con rotundidad.

La segunda parte empezó al igual que había concluido la primera, con el Real Madrid lanzado y en una contra fabulosa, Cristiano cedió a Benzema, quien dentro del área, desenfundó con rapidez su botín y disparó, pero el balón fue repelido por una mano prodigiosa de Bravo. Partido fenomenal de Benzema, en mi humilde opinión, el mejor desde que juega en el Real Madrid y eso que ha disputado partidos de altísimo nivel.

Sin embargo, cuando mejor jugaba el Madrid y peor lo pasaba el Barsa, Dani Alves puso un pase en largo a Suárez (de cerca de 35 metros), quien realizó un control orientado fabuloso, digno de grabar en la videotecas, para deslastrarse de Sergio Ramos y de Pepe y batir de disparo cruzado a Casillas (min 56).

Ahí murió el Madrid que duró el tiempo que aguantó Modric, una hora, en una demostración que la condición física de los capitalinos es muy baja en relación a sus rivales barcelonistas. En la última media hora pudo golear el Barcelona ante una defensa blanca muy adelantada y con un Neymar superlativo y un Suárez que dio una clase de cómo debe jugar un 9 de área, cayendo a las bandas, recibiendo y aguantando el balón de espalda ante las embestidas de
los centrales, rematando las jugadas dentro del área. En fin, una exhibición en toda regla.

También apareció Messi, que durante 60 minutos estuvo desconectado del juego culé, con todo lo que ello significa. La primera ocasión de gol del astro argentino llegó en el minuto 74.

La última ocasión de peligro de los merengues llegó en el minuto 79, cuando un remate de Benzema desde la izquierda chocó en Mascherano y se envenenó al palo más lejano de Bravo, pero el meta chileno sacó la mano izquierda para impedir el empate.

Luego, Casillas evitó el tercero del Barsa en un mano a mano ante Alba donde exhibió sus mejores dotes haciendo la llamada “parada de Dios” (min 86) para más tarde detener un remate ajustado al palo derecho de Leo Messi (min 88).
Al final, un tiempo para cada equipo en un partido trepidante donde el FC Barcelona tuvo la pegada que tantas veces se le achacó al Madrid, que perdonó en exceso y que jugó un artido de 60 y no de 90 minutos y por eso ya se encuentra a 4 puntos de su más enconado rival con 30 por disputar, siendo menester acotar que los blancos solamente han remontado una desventaja de tal magnitud a falta de 10 fechas en una ocasión, la temporada 2006-2007, en la recordada segunda liga ganado por el entrenador transalpino Fabio
Capello.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad