Publicidad

Un gemelo «no nacido» se convierte en el ‘padre’ de su sobrino

Es producto de un extraño fenómeno genético con el que se ha encontrado una pareja estadounidense.

Una pareja de Washington se sometió a una prueba de paternidad tras enterarse de que el grupo sanguíneo de su hijo no coincidía con el de ninguno de los progenitores. Los padres, que habían logrado concebir gracias a la ayuda de una clínica de reproducción, pensaron que se trataba de un error médico.

Después de una primera prueba fallida, acudieron a un centro especializado para realizar una prueba de ascendencia genética, que determinó que el hombre era, en realidad, el tío de su hijo y que sólo coincidían el 10% de sus genes. Además, la información genética del esperma del hombre era diferente de la de su saliva.

Finalmente, los médicos llegaron a una conclusión asombrosa: el verdadero padre genético del niño era el hermano gemelo no nacido del hombre.

Así, este hombre de 34 años de edad se ha convertido en el primer caso registrado de una prueba de paternidad afectada por la denominada ‘quimera humana’: genes adicionales de un mellizo, cuyo ADN fue absorbido por el cigoto superviviente mientras aún se encontraba en el vientre materno.

Los científicos creen que alrededor de uno de cada ocho partos individuales comenzaron como embarazos múltiples y que, en ocasiones, las células de los hermanos desaparecidos las absorbe el embrión superviviente. Sin embargo, rara vez se descubren estos casos.

«Incluso los genetistas estamos sorprendidísimos», ha asegurado Barry Starr, genetista de la Universidad de Stanford (EE.UU.), a BuzzFeed.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad