Publicidad

La novia que llegó a una boda sin saber que era la suya

El video de la ceremonia ha tenido más de 7,000 reproducciones en Youtube y un número similar en su cuenta personal de Facebook

Antes de que llegara la protagonista, tuvieron que hacer silencio y acomodarse entre los bancos de roble. Todo transcurría como en cualquier fiesta sorpresa. La gran diferencia es que estaban en la Basílica Sagrado Corazón de Barracas,en Buenos Aires,y Mercedes no iba a escuchar un ¡feliz cumpleaños!

Cuando se abrieron las puertas, el órgano de la iglesia comenzó a tocar la Marcha nupcial. Ahora, mientras Mercedes está trabajando, Gustavo Ortiz le cuenta a BBC Mundo cómo lo organizó todo.

La idea se concretó el 26 de noviembre, pero estuvo dando vueltas en su cabeza durante cinco años. “Lo más difícil fue encontrar la iglesia, porque nadie quería casarnos así”.

“Yo he sido su único amor”, asegura Gustavo, quien conoce a Mercedes desde que él tenía nueve años y ella siete. Después de averiguar en varias parroquias, estaba a punto de darse por vencido.

Pero Gustavo, quien fue fotógrafo del periódico argentino Clarín durante 20 años, recordó que había conocido al sacerdote Sebastián García, de la Basílica Sagrado Corazón de Barracas, hacía algún tiempo atrás cuando fue a sacar fotos de unas duchas para personas sin casas que se inauguraron allí.

“Cuando le conté a Sebastián, me dijo ‘te caso’. Le aclaré que ella no sabía nada: ‘mirá, esto un secreto’. Y me repitió que sí: ‘me parece muy lindo’”, relata Ortiz. “Me puse a llorar porque era la última chance“.

Entonces comenzó a buscar a “cómplices” que lo ayudaran a alistarlo todo. El primero fue un amigo común, Walter el Mono, quien supuestamente se casaría ese sábado. Ella iría como invitada.

Entre los cómplices también estuvo Caro Schwörer, una profesional que maquilla a novias y quinceañeras.

“Sin dudas, en todos estos años de trabajo, fue la novia que más hilos movió, porque siendo familia, siendo amigos, ¿quién iba a maquillarla si no era yo?“, publicó Schwörer en su cuenta de Facebook.

“Hay escenas que si uno las ve en una película romántica de las de Kate Hudson y Matthew McConaughey dice: Naaaa, dalee ¿justo ella usaba un vestido claro? ¿Él hizo todo sin que sospeche nada de nada?”

“Bueno pues sucedió”.

El video de la ceremonia ha tenido más de 7,000 reproducciones en Youtube y un número similar en su cuenta personal de Facebook.

Loading...


Acerca del Autor

Natalia Zerpa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad