Publicidad

Tsipras pide no levantar muros frente al flujo de inmigrantes

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, hizo hoy un llamamiento a la comunidad internacional para evitar el racismo y la xenofobia al recibir a los refugiados que están llegando a Europa, ni rechazarlos con “muros más altos”.EFE

“No creemos que el futuro de Europa o de nuestro mundo se pueda construir con los muros más altos, o con niños muriendo a nuestra puerta”, afirmó Tsipras al intervenir hoy en el debate general de la Asamblea General de la ONU.

El jefe del Gobierno griego dijo que la crisis de emigrantes que atraviesa su país se une a la crisis económica y a los riesgos para la seguridad que representa tanto el conflicto de Ucrania como los de Oriente Medio.

Grecia, dijo Tsipras, está al frente de un “flujo de migrantes sin precedentes”, y desde comienzos de este año unas 300.000 personas, la mayoría de Siria, Irak y Afganistán, han ingresado al país en tránsito hacia naciones de Europa Occidental.

“Con la cooperación de la Unión Europea y otras organizaciones internacionales, estamos haciendo todo lo que podemos para hacer frente a estos flujos de una manera efectiva y humana”, afirmó.

Agregó que “algunos”, a quienes no identificó, piensan que “la única manera de afrontar este desafío es construir los muros más altos, rechazar a los migrantes por la fuerza y asegurarse de que sean la responsabilidad de otro, lo más lejos posible”.

“No podemos olvidar -añadió- que muchos de nuestros antepasados fueron refugiados y migrantes. No podemos permitir que el racismo y la xenofobia destruya los principios que nos unen”.

Tsipras se refirió también a la crisis que afectó a su país a partir de 2008 y las gestiones que llevaron a firmar un acuerdo con sus principales acreedores y que incluyó fuertes medidas de austeridad pública.

“Tenemos que reconocer que necesitamos un sistema financiero y económico global orientado a impulsar estrategias de crecimiento nacional”, afirmó el primer ministro griego.

Tsipras también señaló que Grecia se encuentra “en el corazón de un triángulo de desestabilización” por los conflictos armados en Ucrania, Libia y Oriente Medio.

En ese sentido, respaldó las gestiones de la ONU para buscar un final al conflicto en Libia, apoyó la “integridad territorial” de Ucrania y pidió acciones para promover la reconciliación en Siria.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad