Portada » Desafíos de la educación en Choroní: estudiantes caminan horas para asistir a clases
Actualidad Aragua

Desafíos de la educación en Choroní: estudiantes caminan horas para asistir a clases

En la pintoresca población de Choroní, la educación enfrenta un desafío significativo que afecta a decenas de estudiantes: la ausencia de transporte escolar y rutas internas. La falta de opciones de movilidad obliga a los jóvenes, en especial a aquellos que residen en caseríos distantes como Romerito y Uraca, a emprender caminatas de hasta dos horas diarias para llegar a sus instituciones educativas. Este obstáculo no solo impone una carga física, sino que también amenaza la calidad educativa de los niños, un aspecto crucial para su desarrollo.

Recorridos Extensos para la Educación: Los más afectados por esta carencia de transporte son los niños del campo, quienes se ven obligados a iniciar su jornada educativa en la penumbra, saliendo de sus hogares antes del amanecer para llegar a las escuelas alrededor de las 7:00 o 7:30 de la mañana. Azizi Pacheco, denunciante de las precarias condiciones en la infraestructura de la UENRB Choroní, resalta la difícil situación que viven estos estudiantes que, a pesar de contar con dos unidades de transporte escolar en la escuela primaria, se ven privados de su uso debido a la negligencia de las autoridades.

Impacto en la Comunidad: La carencia de transporte interno no solo afecta a los estudiantes, sino que se extiende a otros habitantes de Choroní. Docentes se ven obligados a caminar o depender de favores para llegar a impartir clases, mientras que aquellos que viven en zonas distantes recorren a pie todo el trayecto hasta puerto Colombia, el epicentro de empleo y actividades comerciales. A pesar de algunos intentos de proporcionar soluciones, como un autobús Yutong asignado para rutas internas, la falta de consistencia en su operación plantea desafíos adicionales.

La realidad educativa en Choroní exige atención urgente a la problemática del transporte escolar. Reparar y utilizar las unidades existentes es una solución viable que no requiere la adquisición de nuevos vehículos. Además, establecer horarios de transporte que se ajusten al calendario escolar y garantizar la operatividad constante de las rutas internas son medidas cruciales para aliviar la carga que enfrentan los estudiantes y la comunidad en general. La inversión en la mejora del transporte no solo facilitará el acceso a la educación, sino que también contribuirá al bienestar y desarrollo integral de la comunidad de Choroní.

:::

Publicidad