Portada » Celebración anual de la bendición del mar en El Playón
Aragua

Celebración anual de la bendición del mar en El Playón

El Domingo de Resurrección de la Semana Santa, tanto residentes locales como visitantes se congregaron en El Playón, municipio Ocumare de la Costa de Oro, para participar en la tradicional Bendición del Mar, una ceremonia que conmemora la resurrección de Jesucristo y busca bendecir tanto el mar como a los pescadores.

Bendición y devoción

La Bendición del Mar, una práctica arraigada en la cultura local, reúne a la comunidad en una muestra de fe y devoción. Los fieles se congregan en la costa para rendir homenaje al milagro de la resurrección y para rogar por la prosperidad y la abundancia, especialmente para aquellos que dependen del mar para su sustento.

Tradición familiar y comunitaria

Esta celebración, que se lleva a cabo desde hace más de 40 años, ha sido transmitida de generación en generación en muchas familias de la localidad.

Ana Naranjo, una residente local, destaca el papel crucial de su familia y otras familias locales en la organización de este evento anual, resaltando su compromiso con la preservación de esta tradición significativa.

Apoyo colectivo

El éxito de la Bendición del Mar se debe en gran medida al apoyo conjunto de la comunidad, los comerciantes y las autoridades locales.

Todos contribuyen con los recursos necesarios para llevar a cabo esta ceremonia religiosa, donde los creyentes traen velas y recipientes de agua para recibir la bendición divina.

Significado profundo

Para los habitantes de Ocumare de la Costa, esta tradición es más que un evento religioso; es un símbolo de gratitud hacia el mar, que provee sustento y vida a la comunidad. Los participantes expresan su agradecimiento y honran la importancia del mar en sus vidas.

La Bendición del Mar en El Playón representa una conexión profunda entre la fe, la comunidad y la naturaleza. Es crucial mantener y preservar estas tradiciones significativas que fortalecen los lazos sociales y culturales en la región. Se insta a continuar apoyando eventos como este, que fomentan la unidad y la espiritualidad entre los habitantes locales.

:::

Publicidad