Publicidad

En la comunidad El Triángulo de Aragua llevan un año anegados de aguas residuales

Hace más de un año que en la comunidad de El Triángulo, padecen el colapso y desbordamiento de las aguas servidas. Las calles de la comunidad son una laguna hedionda y en varias de las viviendas, las aguas residuales se han desbordado hasta por las duchas.

Algunos vecinos decidieron, una vez más, hacer un llamado a las autoridades para que solventen el problema que ya aqueja la salud de niños y ancianos.

«Hace más de un año que venimos alertando sobre esta situación, pero solo vienen, inspeccionan y no regresan», dice Daniunka Artujo, una de las habitantes de la comunidad, al referirse a la alcaldía de Libertador y a Hidrocentro.

El urbanismo cuenta con 540 viviendas divididas en tres etapas, una de ellas, adjudicada a los damnificados del estado Vargas a raíz de la tragedia de 1999.

La mayoría de las calles del urbanismo están deterioradas, pues la circulación de aguas servidas es constante. Los habitantes del urbanismo señalan que, ante la falta de drenajes, las aguas servidas ya se están desbordando en baños e inodoros.

Vecinas contaron que el problema es de mayor data. Hablan de hasta unos 10 años, cuando a través del consejo comunal, alertaron sobre el deterioro de la planta de tratamiento de la comunidad.

En esa época- cuenta Karen Rivas- se abrió una canal para drenar las aguas residuales, como solución inmediata. Pero la medida ocasionó mayores problemas, como algunos que afectan la salud de los habitantes de El Triángulo.

El grado de contaminación y los olores nauseabundos con los que conviven a diario, ha ocasionado afecciones respiratorias y en la piel, principalmente de adultos mayores y niños.

«Nuestros hijos tienen erupciones en la piel, siempre dicen que les duele la cabeza» comentan los afectados.

Al colapso y desbordamiento de aguas negras, en El Triángulo también padecen de una vialidad en mal estado y de la falta de alumbrado público, lo que contribuye, además, a que se incrementen los índices de delincuencia en la zona.

Piden al alcalde Gonzalo «Chacho» Díaz, que atienda el clamor de esta comunidad que lleva más de 10 años esperando la atención gubernamental.

Con información de Crónica Uno

Publicidad

Publicidad

Publicidad