Publicidad

Trabajadores cultivando de Fresas en El jarillo, un pueblo agr’cola y tur’stico ubicado en el Estado Miranda, (Ramon Lepage / Orinoquiaphoto)

El Jarillo es azotado por la delincuencia

Robos, secuestros y extorsión son las fórmulas delictivas más comunes que tienen azotada a El Jarillo, joya turística del país y productora agrícola por excelencia ubicada en el estado Miranda.

El robo de vehículos es el delito más común en la zona. Cuenta el diario La Región, que hasta tres automóviles sob robados a la semana.

“La semana pasada me robaron el carro, luego me llamaron y me pidieron 2.500 dólares por devolverme la camioneta”, dijo uno de los afectados.

Por esta razón la producción agrícola y floricultora ha mermado en este territorio fundado por la colonia alemana en Altos Mirandinos.

“Entran a nuestras casa a robar, se llevan hasta la comida”, denunció la victima, que por seguridad prefirió no ser identificada.

Esta situación de inseguridad ha ocasionado que los agricultores abandonen la zona para no ser víctima del hampa.

Turismo en picada

Los agricultores señalan que el turismo ha caído hasta en 70% por la alta peligrosidad de la zona donde son cazados por los delincuentes en la carretera.

“Esperan a los turistas en los bache de la carretera y los asaltan”, detalló.

Los vecinos pidieron patrullaje constante a la Policía del estado Miranda quienes hicieron el pasado jueves un recorrido por la zona y verificaron las zonas más peligrosas. Una fuente policial agregó que se están atendiendo las denuncias para identificar a los delincuentes y darles captura.

Además de los robos y los secuestros los agricultores son obligados a pagar «vacunas» a las bandas que operan en Miranda.

“Estamos en el abandono, vinieron en enero a montar unos parapente en la festividad de Reyes Magos, prometieron mil cosas y no cumplieron ni una”, finalizó.

Fuente: La Región

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad