Publicidad

Homicida-suicida de Perú era de Maracay

El Clarín/Rosa Rivero.  Erick Hernández Ramos de 37 años, era oriundo de la ciudad de Maracay, estado Aragua. Había decidido emigrar hace un año junto a su pequeño hijo y esposa, a la República del Perú en busca de mejores condiciones de vida y nuevas oportunidades. Sus parientes cercanos, nunca se imaginaron que la depresión, las malas condiciones económicas y una repentina enfermedad lo motivaran a quitarle la vida a su pequeña familia y a suicidarse tras los hechos.

 

Ramírez había decidido emigrar junto a su esposa Daimar Álvarez(36) y su bebé de apenas un año de nacido a la tierra Inca, donde se establecieron en un pequeño apartamento e iniciaron una nueva vida.

 

La madrugada del miércoles 7 de Noviembre, Ramírez enloquecido acabó con la vida de su esposa inicialmente y luego con la de su pequeño hijo, a quienes les propinó varias puñaladas con un cuchillo que se encontraba en la cocina. Su cuñado, quien tras percatarse del atroz crimen, intentó detenerlo, también fue herido mortalmente. Su cuerpo quedó tendido en medio de la sala.

 

Su hermana, identificada como Yeisy Hernández, también resultó herida al igual que su sobrino de dos años, quienes milagrosamente aún están con vida.

 

El agresor luego de matar a las tres personas se propinó varias heridas con el arma homicida, y al ver que aún seguía vivo, decidió lanzarse desde el tercer piso del departamento. Pese a la caída, sobrevivió, por lo que caminó varios metros desorientado por el medio de la vía. Luego, decidió sentarse cercano a los rieles del tren, y al percatarse que venía un carro en movimiento, corrió rápidamente para que lo atropellara, pese a que el conductor trató de esquivarlo. Hernández finalmente perdió la vida en la avenida Enrique Meiggs, en el Cercado de Lima.

 

Las autoridades policiales al conocer sobre la muerte del hombre que se había abalanzado sobre el carro en marcha, desconocían aún que en el apartamento alquilado por la familia permanecían los tres cadáveres de sus familiares y dos que habían sobrevivido al ataque.

 

Los Motivos

 

Mucho se ha especulado sobre los motivos que llevaron al hombre maracayero a cometer estos múltiples homicidios en contra de su propia familia. Entre las causas principales que se comentan es que la familia tenía problemas económicos que le impedían cumplir con la carga económica familiar, motivo que lo llevó al desespero total y a atentar contra la vida de sus seres queridos y la suya propia.

 

Otra de las presuntas causas es que el joven estaba sufriendo de ataques epilépticos y severas convulsiones desde mediados del mes de Octubre, lo cual le impedían trabajar formalmente, motivo que lo mantenía sumido en una profunda depresión, por no poder ayudar a su familia y cancelar los gastos médicos que ameritaba la enfermedad.
El director del hospital Loayza, en la capital peruana, Juan Enrique Machicado, confirmó que Hernández sufría de ataques de epilepsia y convulsiones desde el mes de Octubre y que se le había indicado tratamiento, sin embargo, no había regresado para su debido control.

 

Esta versión fue confirmada a través de una publicación que había realizado su pareja en una red social, donde invitaba a una parrillada pro fondos para Hernández, quien necesitaba recursos para practicarse una resonancia magnética y comprar varios medicamentos.

Estado de los sobrevivientes

El director del hospital Arzobispo Loayza, Juan Enrique Machicado, ofreció detalles sobre el estado de los dos sobrevivientes de este caso: La hermana del homicida, Yaisy Hernández, y su hijo de dos años.
Machicado informó que la joven “se encuentra en estado muy delicado”, según una entrevista televisiva realizada al funcionario por una televisora local.

 

“Emocionalmente está con ideas de autodaño, agresión y preocupada por sus familiares. Se le tuvo que informar acompañado del personal psiquiátrico el fallecimiento de los tres familiares y el de su hermano. Ella está siendo manejada con personales de psiquiatría”, precisó el doctor, durante la entrevista.

 

En cuanto a su hijo de dos años de edad, informaron que se encuentra en cuidados intensivos por “la gravedad de las heridas”

 

“El menor de dos años sufre una herida punzo penetrante en el tórax. Esta lesión le produjo una entrada de aire y la entrada del puñal le produjo una lesión de vasos, eso hizo que coleccione sangre en el tórax. El manejo de este niño ha sido multidisciplinario. Ahorita está en cuidados en intensivos”, afirmó Machicado.

 

Este múltiple homicidio conmocionó tanto a venezolanos como a peruanos, quienes lamentaron profundamente la muerte de la familia venezolana.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad